Julio libre de plástico

Plastic free July o Julio libre de plástico es un desafío que consiste en vivir durante todo el mes de julio sin usar plástico de un solo uso y mejorar el reciclaje , desechando el menor número posible de plástico. Lo que implica, por tanto, no comprar nada con envase plástico ni utensilios de usar y tirar.
Nota : estar al tanto del uso de plástico no debería ser un desafío mensual, sino un estilo de vida consciente en general.

El plástico está en todas partes porque es increíblemente duradero. Sin embargo, el problema es que está hecho para durar para siempre, la naturaleza no puede descomponerlo, simplemente se descompone en pedazos más pequeños, cada vez un poco más pequeños, pero no desaparece. Termina en aguas subterráneas que contamina el agua potable y, por lo tanto, termina en nuestros cuerpos. Este círculo vicioso no es fácil de romper porque está arraigado en nuestra vida cotidiana: nuestro café se sirve en una taza de plástico, nuestro champú viene en una botella de plástico, etc.

La cultura del usar y tirar tiene aún menos sentido para un material tan duradero como el plástico

Ir a la moda sale caro

Hoy en día, las personas tienden a ir a la moda rápida. En lugar de invertir en ropa duradera y de calidad. Dos tercios de estas prendas terminan en la basura, en lugar de ser reciclados o donados a organizaciones benéficas. Resultado: vertederos llenos de ropa donde las prendas pueden tardar cientos de años en descomponerse, eso en el mejor de los casos, ya que en muchos casos las prendas terminan en nuestros océanos. 

Si bien el reciclaje es una excelente manera de darle a tus prendas una segunda vida, tiene un precio. Cuando la ropa se recicla, se lava y trata con productos químicos por razones de higiene y viabilidad. Esto da como resultado microfibras y productos químicos que terminan en el agua, al igual que los plásticos de un solo uso. Esto es peligroso para la vida marina y, finalmente, también para el agua potable.

Ofaneco.com te ayuda a tomar las decisiones correctas

Hay varias formas en que todos, como consumidores, podemos actuar correctamente. Por un lado, podemos evitar el uso de plástico, por otro lado, podemos reutilizar los artículos de plástico y limpiar el desorden que ya se ha hecho.

  1. Compra artículos que usen telas que no sean dañinas para el medio ambiente, como el algodón orgánico. En ofaneco.com hay una gran selección de diferentes materiales.
  1. Usa una bolsa de tela para comprar. Las bolsas de plástico son una de las grandes lacras medioambientales. Contaminan el mar, la tierra, y envenenan a los animales marinos que las confunden con comida.

Siempre que voy a comprar me llevo una bolsa de tela, a veces estoy fuera de casa, necesito comprar alguna cosa y no llevo la bolsa. En estos casos, meto los productos en el bolso. Una idea es llevar siempre una bolsa de tela dobladita en el bolso para esos imprevistos.

  1. Intentar contribuir a cerrar el ciclo comprando a través del valor de cero residuos. Invertir en artículos compuestos por materiales reutilizables (acero inóxidable, bambú, cristal, etc.) o con alto porcentaje de materiales reciclados.

¡Las compras conscientes se han vuelto mucho más fáciles!

La vida consciente se puede elegir de manera diferente para las cosas más pequeñas: no usar una pajita de plástico o dejar de comprar bolsas de plástico en el supermercado. Queremos hacerte saber que el plástico está incluso en lugares que no esperas que estén, por ejemplo, la industria de la moda. Entonces, en lugar de comprar una camiseta de inmediato, primero mira la etiqueta y pregúntate si es una buena inversión.

Tomar decisiones conscientes, puede ayudar a reducir tu huella plástica y ambiental.